• Horario de oficina L-V 09:00 -18:00

Propiedades de las almendras

propiedades de las almendras

La almendra es uno de los frutos secos más nutritivos que existen. Los primeros cultivos de la almendra que se conocen estaban localizados en Persia, Siria e Israel, pero fueron los Griegos los responsables de expandir este cultivo por todo el Mediterráneo y posteriormente los españoles llevaron este fruto hasta América.

Uno de los aspectos más valorados de la almendra es su sabor tan característico pero también de suma importancia, son los múltiples beneficios que esta semilla aporta a nuestro organismo. Si quieres saber qué propiedades contiene la almendra a continuación te detallamos todos sus beneficios y propiedades de este fruto.

¿Qué beneficios para la salud tienen las almendras?

El consumo de almendras está recomendado para todas las edades y dietas gracias a las bondades que convierten este fruto seco en la mejor elección que puede ser consumido como snack, aperitivo o en sabrosas recetas saludables. Gracias a esto, en los últimos años, la compra de almendras ha crecido exponencialmente a nivel mundial.

A continuación enumeramos todas las propiedades de las almendras para que disfrutes aún más comiéndolas:

Grasas Monoinsaturadas

Entre los beneficios de la almendra se puede encontrar la especial contribución de grasas monoinsaturadas con un efecto neutro para el colesterol. Que un alimento sea rico en grasas nunca fue tan positivo, pues menos de un 10% corresponden a las grasas saturadas.

Aminoácidos

Como fuente de proteínas, cerca de los 20g por cada 100g, las almendras destacan por la cantidad de los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano necesita, sobretodo para los deportistas en pro de su integridad fisiológica con un efecto tonificador.

Vitamina E

La alta capacidad antioxidante, gracias a la Vitamina E, consigue la protección necesaria frente a los radicales libres reforzando el sistema inmunitario. Además, en la almendra también cuenta con propiedades antiinflamatorias con elementos como la quercetina, de origen natural, que previene enfermedades neurológicas y, además, es capaz de aliviar síntomas alergólogos.

Calcio y Fósforo

Los huesos y las articulaciones están protegidas con el consumo de almendras por el alto nivel de calcio y fósforo que contiene, mientras que la cantidad de fibra combate de forma eficaz el estreñimiento.

Proteínas, Minerales y Ácido Fólico

Cabe destacar, sin duda, el efecto en embarazas, favoreciendo el desarrollo del feto a lo largo de la gestación al ser un alimento rico en proteínas, minerales y ácido fólico. Además, la leche materna también puede verse estimulada por el consumo de almendras.

¡No engordan! El efecto saciante las convierte en el alimento ideal para tomar a cualquier hora y como complemento de cualquier receta.

Dopamina, la hormona de la felicidad

Además, la dopamina, o más conocida como la hormona de la felicidad, conoce en profundidad a las almendras gracias al aminoácido tirosina, favoreciendo la atención y el bienestar habitual. ¿Podemos ser más felices con un puñado de almendras?

Disfruta de las almendras en todas sus variantes

La versatilidad de la almendra y su sabor genuino hace que comerla en snack, aperitivo o incluirla en platos tanto dulces como salados, enteras o molidas, crudas o tostadas sea un auténtico placer para el paladar ya que eleva cualquier receta al máximo nivel.

Además, permite ser la alternativa al gluten por contener un bajo índice glucémico. Uno de los alimentos más característicos es la harina de almendra, idónea para sopas y salsas por su alto grado de absorción de líquidos, logrando un espesor perfecto.

La leche de almendras es otra de las variantes en las que las almendras pueden ser consumidas y una de las más saludables por su naturalidad, acumulando incluso menos calorías que la leche desnatada. Esto facilita la elaboración de platos y postres como cremas o flanes.

Sin embargo, no todos sus usos se reducen al sector culinario. También los nutrientes posibilitan la importante presencia en cosmética y belleza. Esto se obtiene con el aceite de almendras, produciendo un efecto hidratante en piel, uñas y cabello.

Un puñado de almendras todos los días

Si el sabor ya te había enamorado, seguro que conocer los beneficios y bondades más importantes de las almendras te ha cautivado. Se consiguen efectos positivos tanto en lo físico como en lo psíquico, por lo que se recomienda un consumo regular y moderado de almendras.

El consumo, bien como snack o en sus diferentes formas, se encuentra cerca de los 24g. Es decir, la cantidad que quepa en un puño es la cantidad óptima para ser beneficiarios de sus múltiples bondades a diario. De este modo, estaremos más sanos, atentos y con la energía suficiente para afrontar cada día desde el desayuno hasta la cena. Cualquier momento del día es perfecto para comer almendras.